sábado, 22 de julio de 2017

De “perita en dulce” a “rival a batir”

(Noticias de Islandia) Hasta hace muy pocos años, la selección nacional de fútbol de Islandia era, como vulgarmente se dice, una “perita en dulce”, es decir, ese rival fácil de batir al que todos los países quieren enfrentarse aunque para ello deban viajar lejos. Sin embargo en muy poco tiempo ha pasado de “perita en dulce” a “rival a batir”, es decir, ese rival al que nadie quiere enfrentarse por lo difícil que resulta batirle.

En el pasado Campeonato de Europa sorprendió a todos no sólo por su buen fútbol, sino también por sus resultados que le permitieron llegar hasta los cuartos de final. También sorprendió por la exquisita deportividad de sus jugadores y de su afición cuya presencia masiva y alegría incontenible llenó los estadios. Pero aquello no fue flor de un día sino que en la fase clasificatoria para el Mundial de Rusia ocupa la primera plaza, empatada con Croacia, tras seis encuentros disputados.

¿Cuál ha sido la clave del éxito? Muy sencillo, muy fácil de decir, y muy difícil de llevar a la práctica si no hay voluntad política. Conscientes de la dura climatología que reina en aquél país, lo cual obligaba a que nadie pudiera practicar este deporte durante los meses de su largo invierno, decidieron construir campos de fútbol en recintos cerrados, de tal forma que poco importaba la oscuridad y el frío exterior, ya que en el interior de tales recintos se podía entrenar a diario y jugar sin problemas todas las semanas. Pero además contrataron a entrenadores profesionales de otros países para que llevaran a los jóvenes toda la ciencia y técnica necesaria para el éxito deportivo.

Ahora, más que las palabras, podemos simplemente echar un vistazo a la clasificación de su grupo. Islandia y Croacia son los rivales a batir y Finlandia y Kosovo son las nuevas “peritas en dulce”.


Puntos
G
E
P
GF
GC
Croacia
13
4
1
1
11
2
Islandia
13
4
1
1
9
6
Turquía
11
3
2
1
11
6
Ucrania
11
3
2
1
9
5
Finlandia
1
0
1
5
4
10
Kosovo
1
0
1
5
3
18

Así ha sido el detalle de su trayectoria hasta ahora:
Ucrania, 1 – Islandia, 1
Islandia, 3 – Finlandia, 2
Islandia, 2 – Turquía, 0
Croacia, 2 – Islandia, 0
Kosovo, 1 – Islandia 2
Islandia, 1 – Croacia, 0

Y este es el camino que le queda para poder clasificarse para la fase final del Mundial:
2 de Septiembre: Finlandia – Islandia
5 de Septiembre: Islandia – Ucrania
6 de Octubre: Turquía – Islandia
9 de Octubre: Islandia - Kosovo

miércoles, 19 de julio de 2017

Nunca dejes prevalecer la adversidad

(Noticias de Islandia) Este es el mensaje que nos envía el reciente anuncio realizado para animar a la selección nacional de fútbol femenino de Islandia que está participando en el Campeonato de Europa. El resultado que pueda deparar un partido de fútbol o de cualquier otro deporte, sólo es eso: un resultado. La victoria o la derrota es algo muy diferente y no depende del resultado sino de nosotros mismos. Cuando uno da lo mejor de sí mismo y lucha con todas sus fuerzas contra la adversidad, la victoria está asegurada... cualquiera que sea el resultado.

Aquí tenéis el citado anuncio realizado por Icelandair para mostrar su apoyo a la selección que, más allá del fin para el cual ha sido creado, nos envía un mensaje de utilidad para nuestra vida diaria en todos los ámbitos:

lunes, 17 de julio de 2017

No hay que morir de éxito

(Noticias de Islandia) Tanto se alaba –y con razón- a Islandia, que cada vez son más las personas que se animan a visitar este lejano país. Los datos son espectaculares: en el año 2010 recibió 490.000 turistas y en 2016 recibió 2.300.000 turistas; una cifra que expresada en otros términos significa que recibió seis veces más visitantes que su población. Esto es algo así como si en España, que cuenta con una población de 46 millones de habitantes, se recibiera en un año un total de 276 millones de turistas.

El ministro de Turismo de Islandia, Thordis Kolbrun Reykfjord Gylfadottir (en lo sucesivo le llamaremos “el ministro de Turismo” para simplificar) ha declarado que "tenemos que tener cuidado de no morir de éxito", y alerta que algunos parajes naturales como el parque nacional de Thingvellir o el glacial de Jokulsarlon, “es imposible que soporten más de un millón de visitantes”.

Para controlar esta creciente avalancha de turistas están estudiando una serie de impuestos especiales y regulaciones para proteger el entorno natural de la masacre que supondría una avalancha incontrolada de turistas. Por supuesto que todo el dinero que se recaude irá destinado a mejorar y proteger el entorno.

Al escribir esto me viene a la memoria uno de los lugares paisajísticos más emblemáticos de Noruega, el Pulpit Rock o Preikestolen, una roca que se alza a 600 metros sobre el fiordo de Lyse. Para llegar a ella hay que recorrer andando un accidentado sendero que se tarda dos horas en recorrer a buen paso, y tanto en el recorrido como en el destino final sólo hay naturaleza virgen. ¿Qué hubiera sucedido si el Preikestolen hubiera esto en España? Muy sencillo: se hubiera preparado una carretera asfaltada hasta el destino, salpicada de bares y restaurantes por el camino. Al llegar allí se encontraría una tienda de recuerdos, varios bares y chiringuitos, vendedores ambulantes, zonas de aparcamiento, y una barrera que obligaría a pagar dinero por subir a la plataforma final para hacerse las consabidas fotos.

Afortunadamente Noruega no ha caído en esa aberración, e Islandia quiere prepararse y evitar que tal cosa pueda suceder en el futuro.

viernes, 14 de julio de 2017

El Islandés sigue la senda del Latín

(Noticias de Islandia) ¿Llegará a ser el Islandés una lengua muerta como el Latín? Aún falta mucho para eso, pero la cuenta atrás parece haber comenzado. El Islandés es uno de los idiomas que cuenta con menos apoyo por parte de las Autoridades Europeas, al igual que sucede con otros idiomas minoritarios como el Gaélico irlandés, el Letón, el Lituano o el Maltés. En Islandia, un país de sólo 330.000 habitantes, todo el mundo habla inglés, mientras que fuera de allí son muy pocas personas las que conocen este idioma.

Pero el principal problema que puede llevar a su desaparición práctica, como sucedió con el Latín, es que el mundo actual está dominado por la informática y los ordenadores no reconocen este idioma a la hora de hacer sus traducciones. El asistente de voz de Apple no entiende islandés, Amazón tampoco, y cada vez son menos las ayudas informáticas para traducir este idioma. Para colmo, el dejar de lado este idioma para aplicaciones prácticas cada día más comunes como los dispositivos electrónicos que se activan por voz, va relegando a los idiomas minoritarios, más allá de que los teclados no incluyan algunas de sus letras características. Y por si fuera poco, se estima en ocho millones de euros lo que costaría implementar algunas medidas básicas para paliar esta situación.